Todo comienza con una idea pero lo realmente interesante es cuando tienes que materializarla. Las personas con las que conectas, el contexto, las experiencia personales y la determinación son piezas clave para dar el paso al mundo del emprendimiento. Esta semana te comparto un nuevo ejemplo de ello… Dev.F es una escuela de hackers ubicada en el D.F donde se está desarrollando talento en el área de la tecnología.

Tuve la oportunidad de conocer a Manuel Morato, co-fundador de Dev.F. Mi primer acercamiento con él fue por medio de redes sociales y accedió a darme una entrevista. Me cayó súper bien, ya que es una persona abierta, aventurera y con muchas ganas de apoyar a otros jóvenes.

devf_blog2Empezaré contándote la historia de Manuel: “Eme” Morato es originario de Hermosillo, Sonora, donde estudió la carrera en Negocios. Vivió en San Francisco y trabajó en un Startup de Coreanos. En ese ambiente se dió cuenta que los emprendedores de Silicon Valley tienen la tendencia a ser personas de productos.

Vivió en Corea por medio de su trabajo en la Startup. Terminando su carrera le planteó a los coreanos la posibilidad de abrir operaciones en la ciudad de México (ya que el es amante de esa ciudad) y ellos accedieron. Al tiempo se da cuenta que no funciona y sigue en busca de su pasión.

devf_blog11El interés hacía la  tecnología lo llevó a involucrarse en el mundo de hackatones y fue en un Startup Weekend donde conoce a uno de sus socios: Kike.

Los dos hicieron buena química y les gustaba juntarse para platicar de sus pasiones por los hackatones. En paralelo Manuel empezó a aprender a programar; Kike y él creían en el poder educativo de los hackatones así que abrieron un pequeño grupo los días sábados donde se apoyaban en el tema de programación. Los dos tenían una red grande de developers.

devf_blog7La marca Angel Hack los buscó para ser embajadores. Kike y él deciden aceptar para organizar un evento de ellos. Felices lograron resultados muy buenos y sobre todo hicieron que su red de contacto de developers siguiera creciendo.

Durante este periodo (2013) los ahorros de Manuel empezaron a agotarse, así que decidió aceptar un propuesta de trabajo en una Startup en Guadalajara. En este lugar aprendió muchas cosas pero una de las más importantes fue darse cuenta de lo que no quería en su vida profesional, me comentó que su forma de trabajo es para estar en condiciones más libres.

devf_blogDurante esta etapa conoce a Elías (un personaje importante en esta historia)  y lo invitan a ser conductor en Startup Bus  que se dirigía a Austin, TX. Entre el trabajo más la organización de la logística del proyecto del Bus consumía mucho de su tiempo. Al terminar el evento de Startup Bus ganan segundo lugar además de una amistad con Elías,  y ambos empezaron a formular la idea de una escuela para developers.

Cuando regresó a GDL a su empleo, espera una semana para renunciar  y le avisa a Elías de su decisión. Regresa a la ciudad de México, y empiezan a juntarse para llevar a la acción la idea de la escuela de developers. Empezaron con la tarea de buscar co-founder técnico. Decidieron integrar a Kike al proyecto el cual acepto el reto de este experimento.

devf_blog9Hablaron con un partner de Google que los apoyó a buscar un lugar (Centraal), decidieron el formato, prepararon el programa , equipo inicial y sitio web, para hacer la primera convocatoria por medio de redes sociales. Así fue como les llegaron su primeras 65 solicitudes.

Diecisiete personas fueron los participantes del primer batch experimental que duró un mes. Hubo muy buenos resultados, la gente estaba muy contenta, había mucho por mejorar. Ellos creen que la única manera de ver si algo va a funcionar, es haciéndolo en una versión mínima y eso permite generar datos para tomar desiciones. El costo total de la operación para este primer batch fue de 80 dlls.

devf_blog12
Al tiempo decidieron lanzar la segunda convocatoria y esta vez llegaron 120 aplicaciones. Se hizo un grupo de 35 personas, así que prepararon dos cintas y nuevos senseis (maestros). Para el tercer bacth, tuvieron una entrevista por TV para dar a conocer el programa y llegaron a 600 aplicaciones, entonces decidieron abrir la cinta.

Tipos de cintas:

– Blanca: dirigida a principiantes, personas ajenas al mundo de la programación pero con ganas de aprender.

– Roja: este nivel es para aquellos que ya tienen fundamentos de programación y quieren aprender cosas más especificas como  arquitectura cliente-servidor, programación funcional o programación orientada a objetos.

– Negra: Esta cita es para ser todo un hacker que podrá resolver problemas complejos además de aprender herramientas web y móvil.

devf_blog8

Para Manuel la cultura Hacker es ser curioso, construir cosas por amor a hacerlo, contribuir, colaborar, formar comunidades y  ayudar a otros.  Han tenido casos de éxito donde han salido jóvenes menores de edad que han sido contratados por empresas como Google. Sus estudiantes tienen distintas profesiones  desde chef, psicólogos, diseñadores, etc.

devf_blog5

Me contagié del entusiasmo de las personas que ahí se encontraban, sin importar la hora y el día estaban con toda la actitud de aprender. Quede sorprendida por uno de sus alumnos que era un adolescente de apenas 13 años. Fue una entrevista de mucho aprendizaje, poder ver que la pasión, determinación y seguridad en su filosofía sobre la cultura hacker los llevó a esta gran aventura. Así que sí te interesa este tema y quieres aprender de una forma dinámica sobre programación Dev.F puede ser una muy buena opción para ti.

Más información sobre este espacio:

www.devf.mx

Fotografías: Lilian Lozano

(Visited 127 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *